Menú Cerrar

GUÍA: Por qué debes usar ácidos

Cabecera The Moisturizer - GUÍA: Por qué debes usar ácidos

¡Hola! ¿Qué tal? Hoy vuelvo a la carga con uno de mis posts hablando de algunas de las dudas que me planteáis con más frecuencia. En este caso os voy a hablar de los ácidos, esos productos de los que a veces hablo con total normalidad y que para muchos pueden ser desconocidos. Normalmente os hablo de algún ácido en concreto (como en este post, en que os hablé del ácido glicólico), pero hoy os quiero dar una introducción más global para que conozcáis los que os podéis encontrar y sepáis cuál es mejor para vuestro tipo de piel, cuándo es mejor usarlos y con qué frecuencias debes utilizarlos. ¿Tienes ganas de aprender un poco más sobre este tema? ¡Vamos allá!

En este post os voy a hablar sobre estos temas:

1. ¿Qué son los ácidos?

2. Tipos de ácidos. ¿Cuál es mejor para tu tipo de piel?

    • Ácido hialurónico.
    • Ácido alfa-lipóico.
    • Ácido salicílico (BHA o Beta Hydroxy Acids).
    • Alpha Hydroxy Acids (AHA).

3. ¿Cuándo usar ácidos?

4. ¿Con qué frecuencia puedes usar ácidos?

 

 

1. ¿QUÉ SON LOS ÁCIDOS?

A muchos, cuando os hablo de ácidos, os vendrán a la cabeza esas imágenes tan típicas del cine de Hollywood en que una gotita de ácido sulfúrico fundía toda una pared. Por suerte, no vamos a hablar de esos ácidos, sino de otros que aportan grandes beneficios a tu piel, dándote un aspecto increíble sin esfuerzo. 

Simplificando mucho, un ácido es aquel producto con un pH (concentración de iones de hidrógeno) inferior a 7 (que es el pH del agua). Normalmente se dice que nuestra piel es ligeramente ácida, ya que tiene un pH que oscila entre 4.5 y 5.9. Ya ves que esta definición de ácido es muy amplia, ya que el café o la leche podrían considerarse productos ácidos, ya que normalmente tienen un pH inferior al del agua. Por supuesto, vamos a ir un poco más allá, y nos vamos a centrar en aquellos ácidos que habitualmente se utilizan en cosmética y que podemos encontrar en los productos que usamos en nuestro día a día: ácido glicólico, ácido salicílico, ácido hialurónico, etc. 

Por supuesto, todo esto no podía ser así de sencillo, y es que hay otro valor de los ácidos que normalmente tiende a dejarse de lado, pese a ser tan importante como su pH a la hora de considerar su eficacia, y es el pKa. El pKa (constante de disociación) de un ácido es un valor que no cambia nunca para ese ácido concreto (por ejemplo, el pKa del ácido glicólico es de 3.83).

¿Y esto por qué te interesa? Pues porque cada marca formula sus productos haciendo que tengan más o menos pH, consiguiendo así más o menos eficacia. Esto no quiere decir que debamos buscar productos con un pH bajísimo, ya que esos sólo deben ser usados por profesionales, pero sí que podremos comparar los distintos productos del mercado para localizar los que mejor nos convengan. 

Después de llevarte de vuelta a tus clases de Química, ahora volvemos al tema que nos interesa: los ácidos y su uso en cosmética. Cada vez nos encontramos con más productos formulados a partir de ácidos para ayudarte a equilibrar tu tono de piel, exfoliar, reducir el acné, etc. Sin embargo, puede ser difícil entender para qué sirve cada uno, por lo que en este post te ayudaré a conocerlos mejor para que sepas cómo pueden ayudarte.

 

 

2. TIPOS DE ÁCIDOS. ¿CUÁL ES MEJOR PARA TU TIPO DE PIEL?

Ahora que ya sabes qué son los ácidos es el momento de conocer un poquito mejor los que normalmente puedes encontrar en tus productos. Además, así podrás ver cuáles funcionan mejor con cada tipo de piel y qué resultados aporta cada uno. 

 

  • Ácido hialurónico. 

El ácido hialurónico (con un pKa de 2.87) es un poco especial. Es diferente al resto de ácidos de los que te voy a hablar, pero como es uno de los que más acostumbramos a ver en los productos de cosmética, creo que es interesante verlo el primero. El ácido hialurónico lo encontramos naturalmente en nuestra piel, y es capaz de soportar hasta 1000 veces su peso en agua, por lo que es un componente magnífico para atraer agua e hidratar tu piel en profundidad. Es por esto que muchos productos lo incluyen, ya que con al usarlo habitualmente podemos conseguir una piel más firme e hidratada, reduciendo las líneas de expresión. Si queréis un buen sérum con ácido hialurónico os recomiendo el The Ordinary Hyaluronic Acid 2% + B5, del que ya os hablé anteriormente y que puedes comprar en Amazon, en Mankind y en Druni, una solución estupenda para hidratar tu piel en superficie y en profundidad y que funciona genial con cualquier tipo de piel. También podría interesarte echar un vistazo al sérum The Ordinary Marine Hyaluronics (que puedes conseguir en Amazon, en Mankind y en Druni) y al Matrixyl 10% + HA, que puedes conseguir en Amazon, en Mankind y en Druni

 

  • Ácido ascórbico.

El ácido ascórbico (con un pKa de 4.7), del que ya he hablado en este post es, actualmente, uno de los ácidos más populares en cosmética. Muchísimas marcas han optado por desarrollar líneas de productos con vitamina C por sus enormes propiedades antioxidantes y su capacidad de reequilibrar el tono de la piel. Este ácido funciona mejor sobre las pieles grasas, mixtas y secas. Los productos que contienen una cantidad elevada de ácido ascórbico no son recomendables para quienes tienen la piel sensible, ya que puede ocasionar irritación. Si quieres empezar a usar ácido ascórbico te recomendaría hacerlo con el sérum Klairs Freshly Juiced Vitamin Drop, que puedes conseguir en Amazon, en Lookfantastic y en Wishtrend; el booster The Ordinary Vitamin C Suspension 23% + HA Spheres 2%, que puedes conseguir en Amazon, en Mankind o en Druni; o el booster The Ordinary Magnesium Ascorbyl Phosphate 10%, que puedes conseguir en Amazon, en Mankind y en Druni.

 

  • Ácido alfa-lipóico.

Este ácido (con un pKa de 4.52) es un antioxidante muy potente que ayuda a reequilibrar el tono de piel y la textura, reduciendo también las líneas de expresión y arrugas. Además, es un exfoliante químico muy suave, por lo que conseguirás un aspecto mucho más joven al usarlo. Está pensado para todo tipo de pieles. Este ácido es muy sensible a la luz del sol, y los productos con concentraciones elevadas pueden hacer tu piel más fotosensible, por lo que sólo debes usar este producto en tus rutinas de noche (y siempre usar protector solar, por supuesto). Si quieres empezar a usar ácido alfa-lipóico te recomendaría hacerlo con el booster The Ordinary Alpha Lipoic Acid 5%, que puedes conseguir en Amazon, en Mankind y en Druni.

 

  • Ácido salicílico (BHA o Beta Hydroxy Acids). 

El ácido salicílico (con un pKa de 2.97), es un BHA soluble en aceite (al contrario que sus primos, los AHAs, de los que hablaré a continuación). Funciona mejor sobre pieles grasas y mixtas. Al aplicarlo se consigue retirar las células muertas que quedan sobre la superficie de la piel a la vez que se consigue limpiar los poros de manera eficaz. Este ácido se caracteriza también por sus propiedades calmantes, además de suavizar la textura, equilibrar el tono, reducir las arrugas y líneas de expresión e hidratar. Si buscas un buen exfoliante con ácido salicílico te recomiendo probar el limpiador ByWishtrend Acid-Duo 2% Mild Gel Cleanser, que puedes conseguir en Wishtrend, el tónico COSRX Natural BHA Skin Returning A-Sol, que puedes conseguir en Wishtrend y en Lookfantastic y el booster The Ordinary Salicylic Acid 2% Solution, que puedes conseguir en Mankind y en Druni.

 

  • Alpha Hydroxy Acids (AHA).

Los Alpha Hydroxy Acids o AHAs (de los que hablé ya un poquito en este post) son un conjunto de ácidos solubles en agua y usados como exfoliantes químicos, retirando las células muertas para darte un aspecto radiante. Con el paso de los años, la piel cada vez tarda más en retirar esa capa de células muertas, por lo que este tipo de exfoliantes son una solución estupenda para ayudarte a mantener un aspecto más joven, mostrando tu nueva piel. En general, funcionan mejor para las pieles normales y secas. Dentro de esta categoría podemos encontrar distintos ácidos, aportando cada uno resultados diferentes, por lo que después de leer este post podrás encontrar cuál es el ácido que mejor te vendrá según tu tipo de piel. Si quieres empezar a usar los AHAs, te recomendaría empezar por la mascarilla The Ordinary AHA 30% + BHA 2% Peeling Solution, que puedes conseguir en Amazon, en Mankind y en Druni.

 

a) Ácido glicólico. 

El ácido glicólico (con un pKa de 3.83) es ahora mismo uno de los que mejor acogida tienen. Se aconseja para todo tipo de pieles, excepto las sensibles. Es el AHA de menor peso molecular, por lo que penetra mejor en la piel que los demás. Además de retirar las células muertas de la piel, también ayuda a reducir las cicatrices del acné y la hiperpigmentación a la vez que estimula la producción de colágeno para que tengas una piel más firme y elástica. Debes tener en cuenta que este ácido es especialmente fotosensibilizante, por lo que debes usarlo exclusivamente en tus rutinas de noche (aunque, por supuesto, en tu rutina de mañana tienes que usar protector solar siempre). Si quieres empezar a probar el ácido glicólico, te recomendaría hacerlo con el tónico Pixi Glow Tonic (del que hablé en este post y que puedes conseguir en Amazon, en Sephora y en Lookfantastic) o con el The Ordinary Glycolic Acid 7% Toning Solution (del que os hablé un poco más en este otro post y que puedes conseguir en Amazon, en Mankind y en Druni).

 

b) Ácido láctico.

El ácido láctico (con un pKa de 3.86) es uno de los que mejor funciona a la hora de reducir las arrugas y líneas de expresión y de equilibrar la textura de la piel. Se aconseja especialmente para las pieles más secas, aunque también lo pueden usar sin problema quienes tengan la piel sensible. Al igual que sucede con el ácido glicólico, el ácido láctico es mejor usarlo por las noches para evitar fotosensibilizar excesivamente la piel. Si quieres probar el ácido láctico te recomendaría empezar por el The Ordinary Lactic Acid 10% + HA 2%, que puedes conseguir en Amazon, en Mankind y en Druni.

 

c) Ácido mandélico.

El ácido mandélico (con un pKa de 3.41) es otro miembro de la familia de los AHAs. Entre sus propiedades principales están reducir las líneas de expresión y la hiperpigmentación, además de ayudar a reequilibrar los niveles de aceite de la piel, por lo que es ideal para pieles grasas y sensibles. Al penetrar la piel menos que otros ácidos, es menos potente, pero esa menor agresividad es lo que lo hace una buena opción para quienes tenéis la piel sensible. Si quieres empezar a usar ácido mandélico te recomendaría usar el tónico ByWishtrend Mandelic Acid 5% Skin Prep Water, que puedes conseguir en Wishtrend, o el booster The Ordinary Mandelic Acid 10% + HA, que puedes conseguir en Amazon, en Mankind y en Druni.

 

d) Ácido málico.

El ácido málico (con un pKa de 3.51) tiene como funciones principales conservar la hidratación de la piel, reducir las arrugas y líneas de expresión y reducir el exceso de aceite de la piel. Se recomienda su uso para todo tipo de pieles, excepto las sensibles. Este ácido, que podemos encontrar en varias frutas (especialmente en las manzanas), es muy común en cosmética, aunque si quieres empezar a usarlo yo te recomendaría hacerlo con el tónico COSRX AHA 7 Witehead Power Liquid, que puedes conseguir en Wishtrend y en Lookfantastic, o el sérum Paula’s Choice Resist Advanced Smoothing Treatment 10% AHA, que puedes conseguir en Mankind y en Lookfantastic.

 

e) Ácido azeláico.

El ácido azeláico (con un pKa de 4.55) es una herramienta estupenda para combatir el exceso de aceite y el acné, eliminando las bacterias perjudiciales que se asientan en nuestra piel y reduciendo la inflamación y la hiperpigmentación, por lo que es una solución estupenda para aquellos con la piel más grasa. Su uso no está recomendado para quienes tengan la piel sensible, ya que puede causar irritación. Si quieres empezar a usar el ácido azeláico en tus rutinas, te recomendaría probar el booster The Ordinary Azelaic Acid Suspension 10%, que puedes conseguir en Amazon, en Mankind y en Druni.

 

 

3. ¿CUÁNDO USAR ÁCIDOS?

Ahora que ya conoces un poco mejor a la familia de los ácidos (que, como has podido ver, es bastante amplia), es momento de saber cuándo es el mejor momento para usarlos. En general, la mayor parte de los ácidos hacen que la piel se vuelva más fotosensible (y, por tanto, la radiación del sol pueda dañarla con mayor facilidad). Por eso, en general, es mejor aplicarlos en tus rutinas de noche, ya que así no correrás ningún tipo de riesgo. Por supuesto, hay excepciones, como con el ácido hialurónico (que ya vimos que es un poco especial), que no hace la piel más fotosensible y puede ser usado sin problema en tus rutinas de mañana.

Como norma general, la mejor época del año para tratar a tu piel en profundidad con ácidos es el invierno, ya que entonces la radiación solar es menor y corres menos riesgo de dañar tu piel. Esto no quiere decir que en verano no puedas usarlos, pero sí que tendrás que hacerlo con mucha menor frecuencia y mucho más cuidado. Por supuesto, el protector solar es una parte fundamental de tus rutinas y, si usas ácidos, deberás ser aún más concienzudo al usarlo.

 

 

4. ¿CON QUÉ FRECUENCIA PUEDES USAR ÁCIDOS?

Es difícil responder a esta pregunta de forma única y genérica, ya que cada ácido tiene sus particularidades. Si quieres empezar a incorporar ácidos a tus rutinas, lo ideal sería probar un día por semana e ir viendo qué resultados te da, si notas algún tipo de irritación o molestia, etc. Si todo va bien, podrás ir aumentando la frecuencia muy progresivamente, pasando a dos veces por semana durante un tiempo, luego a tres veces por semana, y así sucesivamente hasta poder usarlos a diario. 

Es importante mencionar que no debes empezar a combinar ácidos a lo loco, ya que hay algunos que ven sus efectos potenciados al combinarse con otros, pero en determinados casos conseguirás un efecto menos eficaz. Si quieres empezar a usar ácidos deberás empezar con uno, y cuando ya esté completamente incorporado a tus rutinas, podrás ir añadiendo otro y ver qué tal funcionan, si ves algún efecto secundario perjudicial, etc. Si no vas poco a poco, lo más probable es que estreses a tu piel y termine por irritarse, lo que te llevará a estar peor incluso de cómo empezaste.

 

 

Comprando a través de estos links tú no pagarás más, pero yo recibiré una pequeña comisión que me ayudará con el mantenimiento del blog. Es un pequeño gesto que a mí me ayudará a seguir compartiendo todo lo que sé sobre cosmética y cuidado de la piel, mis reviews, rutinas, comparativas, etc. con vosotros. ¡Gracias!

 

Sé que este ha sido un post un poco denso, pero espero que os haya servido como guía para conocer un poquito mejor a los ácidos y ver cuáles os pueden dar el resultado que buscáis. Si tienes cualquier pregunta no dudes en dejarme un comentario y te responderé lo antes posible.

 

Si te ha gustado este post y quieres seguir aprendiendo sobre belleza, cosmética y cuidado de la piel te recomendaría echar un vistazo a estos posts:

 

¿Te ha gustado leer este artículo y quieres ayudarme a seguir con este proyecto? Puedes hacerlo de distintas formas, todas muy sencillas, según el grado de implicación que quieras:

1. Puedes seguirme en Facebook e Instagram para estar al tanto de todas mis novedades. Hay mucho contenido que publico exclusivamente en estas redes (especialmente en Instagram, donde publico swatches, primeras impresiones de productos, etc.) y que puede interesarte mucho.

2. Puedes darme likes, dejarme comentarios, compartir mis publicaciones, etc. Facebook e Instagram son redes sociales que exigen mucha interacción por parte de sus usuarios para no ser invisible, por lo que si te gusta mi contenido me vendría genial que interactuases con él.

3. Puedes publicar una foto en tus redes sociales etiquetándome y usando el hashtag #TMKingdom si te he ayudado para así poder llegar a más gente.

4. Puedes comprar a través de los links que encuentres en la web. A ti los productos no van a costar más, pero yo recibiré una pequeña comisión que me ayuda con los gastos. Este proyecto requiere un esfuerzo y una dedicación enormes, por lo que así me ayudarás a seguir ofreciendo contenido de la mayor calidad.

2 Comentarios

  1. Elena

    Hola, se puede usar el ácido azelaico por las mañanas?? Lo puedo complementar con cualquier tipo de vitamina c?

    Muchísimas gracias

    • The Moisturizer

      Hola Elena!

      Pues los ácidos, como comentaba en el post, conviene más utilizarlos en las rutinas de noche, ya que fotosensibilizan la piel y así le damos un poco de tiempo para «asimilarlos».

      No conviene combinar en la misma rutina ácidos con vitamina C, ya que es demasiada carga para la piel y puede terminar irritándose. Sería mejor utilizar la vitamina C en tu rutinas de mañana y el ácido azelaico por las noches. Eso sí, si usas un producto con un porcentaje elevado de vitamina C es mejor usarlo de noche también (por ejemplo, podrías alternar una noche vitamina C y la otra ácido azelaico) y buscar para las mañanas otro producto que te pueda ayudar a conseguir lo que buscas. Por ejemplo, si lo que quieres es reducir manchitas podría venirte bien usar por las mañanas niacinamida.

      Y recuerda, usa siempre protector solar, ya que los ácidos pueden sensibilizar la piel y así evitas nuevas manchas.

      Un saludo! 🖤

Responder a The Moisturizer Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Copyright © The Moisturizer