COMPARATIVA: Primer limpiador de The Ordinary vs. The Inkey List - The Moisturizer
Menú Cerrar

COMPARATIVA: Primer limpiador de The Ordinary vs. The Inkey List

Cabecera The Moisturizer - COMPARATIVA: Primer limpiador de The Ordinary vs The Inkey List

The Moisturizer - Comparte en Instagram     The Moisturizer - Comparte en Facebook (@imthemoisturizer)     The Moisturizer - Comparte en Pinterest (@imthemoisturizer)     The Moisturizer - Comparte en Twitter     The Moisturizer - Comparte en Whatsapp 

¡Hola! Hoy os traigo una comparativa con dos de los primeros limpiadores que han ganado más popularidad del mercado: el Squalane Cleanser de The Ordinary y el Oat Cleansing Balm de The Inkey List. Si quieres conocer un poco más sobre cada uno de ellos y poder decidir cuál es el más adecuado para las necesidades de tu piel, ¡este post es para ti!

Antes de hablar en detalle sobre cada uno de estos limpiadores es importante que tengas claro qué es un primer limpiador, cuál es su función y cuándo debes utilizarlo. Entonces, ¿qué es un primer limpiador? Es un cosmético con base aceite con el que hacemos la primera fase de nuestra rutina de belleza de noche. Por las noches es conveniente hacer lo que se conoce como doble limpieza, en la que primero utilizamos un limpiador de base aceite (como los que he incluido en esta comparativa) y, a continuación, un limpiador de base agua (como los geles espumosos a los que solemos estar más acostumbrados). Normalmente, los primeros limpiadores los encontramos en forma de leche limpiadora o aceite limpiador (más ligeros) o bálsamo limpiador (más denso). 

¿Y para qué necesitas hacer una doble limpieza? Porque con ella consigues retirar mejor el maquillaje, el protector solar y las demás partículas solubles en aceite que se han depositado sobre tu piel a lo largo del día. Para una mejor limpieza facial, una vez enjuagues este primer limpiador es recomendable utilizar un limpiador de base agua, que te ayudará a retirar adecuadamente los posibles restos del primer limpiador y las demás partículas solubles en agua que haya sobre tu piel. Si quieres seguir aprendiendo sobre cómo hacer mejor tu limpieza facial, te recomiendo echar un vistazo a mi artículo sobre los 8 errores más comunes al lavarte la cara. 

Y ahora ya sabes lo que la doble limpieza puede aportar a tu rutina de noche seguro que estás deseando saber cómo son el Squalane Cleanser de The Ordinary y el Oat Cleansing Balm de The Inkey List (y cuál de ellos es el mejor para ti), ¡vamos a verlo!

The Moisturizer - Pasos de la rutina de belleza: primer limpiador

Este gráfico sirve para ayudarte a entender en qué momento de tu rutina de belleza deberías utilizar cada producto.
No necesitas hacer todos los pasos de esta rutina (pero siempre debes limpiar, hidratar y usar protector solar).
Recuerda realizar el test del parche siempre que vayas a incorporar nuevos productos a tu rutina de belleza.

 

 

THE ORDINARY SQUALANE CLEANSER

Como expliqué en detalle en la review del producto, y como indica su propio nombre, este primer limpiador de The Ordinary tiene el escualano como ingrediente principal. Lo podemos encontrar en dos formatos: 50ml y 150ml, yo prefiero el segundo (que, de hecho, es el que he comprado), ya que es más duradero y resulta más económico, aunque el formato pequeño es ideal para viajar. Su color es blanquecino y no tiene un olor destacado (no contiene perfumes ni aceites esenciales en su composición, algo que yo valoro positivamente). 

La textura de este limpiador es untuosa pero no pesada, como un bálsamo ligero o una leche limpiadora densa. Para aplicarlo debemos tomar el producto y masajearlo despacio con las palmas de las manos para que se caliente y progresivamente se vaya transformando en aceite, momento en que ya podremos aplicarlo sobre el rostro seco. La sensación al masajearlo sobre la piel es muy agradable y relajante, lo que hace que la experiencia sea muy positiva. Al contacto con el agua, una vez enjuagamos el producto, pasa a ser más lechoso y se aclara con facilidad.

¿Y es eficaz este primer limpiador? Sin duda, retira con eficacia las partículas que se depositan sobre la piel, aunque debo reconocer que a la hora de desmaquillar no es el más potente, por lo que con ciertos maquillajes hay que insistir un poco y utilizar más cantidad de producto de la habitual para conseguir una limpieza idónea. 

Este limpiador es una solución estupenda para usarlo a diario y retirar el protector solar, así que si no utilizas maquillajes waterproof o muy recargados puede ser la elección adecuada para ti. Es económico, cómodo y hace bien su trabajo, por lo que para a mí me encanta para el día a día. 

Puedes conseguir el limpiador The Ordinary Squalane Cleanser en DECIEM, en Douglas, en Drunien Amazon y en Mankind.

INGREDIENTES:
Squalane, Aqua (Water), Coco-Caprylate/Caprate, Glycerin, Sucrose Stearate, Ethyl Macadamiate, Caprylic/Capric Triglyceride, Sucrose Laurate, Hydrogenated Starch Hydrolysate, Sucrose Dilaurate, Sucrose Trilaurate, Polyacrylate Crosspolymer-6, Isoceteth-20, Sodium Polyacrylate, Tocopherol, Hydroxymethoxyphenyl Decanone, Trisodium Ethylenediamine Disuccinate, Malic Acid, Ethylhexylglycerin, Chlorphenesin.
 

 

THE INKEY LIST OAT CLEANSING BALM

Aunque llevo bastante tiempo utilizando este primer limpiador de The Inkey List, he pensado que sería más interesante presentarlo en comparación con el de The Ordinary del que acabo de hablar, ya que así podrás valorar cuál de ellos se ajusta mejor a tus hábitos, tus preferencias y las necesidades de tu piel. 

En este caso, el limpiador lo podemos encontrar en un único formato de 150 ml, muy duradero y práctico. Si nos fijamos en su composición podemos ver que los ingredientes principales son el aceite de almendras dulces y el aceite de avena (este segundo es habitual en algunos limpiadores para piel sensible). Igual que sucede con el limpiador de The Ordinary, no incluye perfumes ni aceites esenciales entre sus ingredientes, por lo que presenta un olor neutro que no resalta. El color del producto es de un tono amarillo pálido. 

En cuanto a su textura, me sucedió algo muy curioso, y es que en los primeros usos el producto era muy, muy denso al salir del envase, pero poco a poco pasó a ser más ligero. En cuanto aprecié el cambio de textura cogí el hábito de agitarlo antes de cada uso, y es que tengo la sensación de que la fórmula debió disgregarse en algún momento y por eso la parte más espesa quedó en la parte del envase más próxima a la boquilla. Si nos quedamos con el término medio (que al final es lo que he utilizado la mayor parte del tiempo), el producto tiene una textura suave y algo más densa que en el caso de The Ordinary, en contacto con la piel es agradable. No me ha gustado demasiado que la sensación sobre la piel una vez retirado el producto es ligeramente grasa, por lo que la necesidad de continuar con la doble limpieza se hace más urgente. 

A la hora de aplicarlo debemos tener en cuenta que debe hacerse con el rostro húmedo (según las indicaciones del fabricante), por lo que debemos mojarlo con agua templada antes de la limpieza. A continuación, debemos tomar el limpiador, calentarlo entre las manos y masajearlo por todo el rostro con suavidad, momento en que veremos cómo se transforma la textura y se vuelve más líquida. 

¿Y es eficaz este Oat Cleansing Balm de The Inkey List? Debo reconocer que es muy, muy buen producto, aporta una limpieza excelente y es capaz de retirar el maquillaje sin dificultad. Es un buen limpiador para uso diario, la única salvedad que le encuentro es ese ligero residuo aceitoso que queda sobre el rostro (aunque, al fin y al cabo, al tratarse de una primera limpieza ya contamos de base con que hay que utilizar un segundo limpiador a continuación).

Si te maquillas habitualmente me decantaría por este limpiador frente al de The Ordinary, ya que resulta algo más eficaz en ese campo, aunque como dije también es un muy buen producto si simplemente buscas retirar el protector solar y las demás partículas que se hayan depositado sobre tu piel.

Puedes conseguir el limpiador The Inkey List Oat Cleansing Balm en Sephora y en FeelUnique.

INGREDIENTES:
Prunus Amygdalus Dulcis (Sweet Almond) Oil, Cetearyl Alcohol, PEG-6 Caprylic/Capric Glycerides, Avena Sativa (Oat) Kernel Oil, Candelilla Cera (Cire de candelilla), Silica, Sorbitan Stearate, Tribehenin, PEG-60 Almond Glycerides, Avena Sativa (Oat) Kernel Flour, Aqua (Water/Eau), Benzyl Alcohol, Phenoxyethanol, Lecithin, 1,2-Hexanediol, Ascorbyl Palmitate, Tocopherol, Biosaccharide Gum-4, Helianthus Annuus (Sunflower) Seed Oil.
 

 

Ahora que ya conoces mejor el Squalane Cleanser de The Ordinary y el Oat Cleansing Balm de The Inkey List, ¿con cuál te quedas? ¿Cuál se ajusta mejor a tus preferencias y las necesidades de tu piel? ¿Has probado ya alguno de ellos? ¡Cuéntamelo en la sección de comentarios!

 

Si te ha gustado este artículo y quieres seguir aprendiendo sobre los mejores cosméticos para cuidar de tu piel, seguro que te interesa leer estos posts:

¿Quieres aprender a cuidar mejor de tu piel? Puedes ver un índice con todos mis artículos informativos aquí

 

COMPÁRTELO:
The Moisturizer - Comparte en Instagram     The Moisturizer - Comparte en Facebook (@imthemoisturizer)     The Moisturizer - Comparte en Pinterest (@imthemoisturizer)     The Moisturizer - Comparte en Twitter     The Moisturizer - Comparte en Whatsapp 

¿Te ha gustado este artículo?

●  Sígueme en Instagram, Facebook, TikTok y Pinterest.

●  Comparte, comenta y da likes a mis publicaciones en redes sociales.

●  Compra a través de mis enlaces para ayudarme a seguir con este blog.

The Moisturizer

Soy Nacho, un apasionado de la cosmética. Me encanta aprender y compartir lo que sé sobre el cuidado de la piel y leo artículos científicos para que tú no tengas que hacerlo. Quiero romper estereotipos porque creo que la cosmética no tiene género: la piel es piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Copyright © The Moisturizer
Boton subir
Boton bajada