Menú Cerrar

Los 8 errores más comunes al lavarte la cara

Cabecera The Moisturizer - Los 8 errores más comunes al lavarte la cara

The Moisturizer - Comparte en Instagram     The Moisturizer - Comparte en Facebook (@imthemoisturizer)     The Moisturizer - Comparte en Pinterest (@imthemoisturizer)     The Moisturizer - Comparte en Twitter     The Moisturizer - Comparte en Whatsapp 

¡Hola! Hace unas semanas os enseñé los 10 errores más comunes de vuestra rutina de belleza, y viendo que tuvo buena acogida he decidido seguir en esa línea, ayudándoos con este nuevo post a lavaros mejor la cara, cuidando así de vuestra barrera de la piel y utilizando productos que sean respetuosos con ella.

En concreto, en este artículo os voy a hablar de estos errores, que son los más habituales:

  1. No lavarte la cara.
  2. No aclarar el agua micelar.
  3. Utilizar toallitas desmaquillantes.
  4. No hacer doble limpieza.
  5. Utilizar limpiadores demasiado agresivos.
  6. Exfoliarte con demasiada frecuencia o no hacerlo nunca.
  7. Lavarte la cara con agua demasiado caliente o fría.
  8. No limpiar el teléfono ni las brochas o cambiar la funda de la almohada con frecuencia.

 .

 

1. NO LAVARTE LA CARA.

A todos nos ha pasado alguna vez: llegas a casa de madrugada y al mirarte en el espejo te das cuenta de que tienes que lavarte la cara, pero es lo último que te apetece hacer en ese momento. 

Entiendo que a veces puede dar pereza lavarnos la cara, pero en esos momentos hay que intentar centrarnos en lo importante: al hacerlo estamos cuidando de nuestra piel y manteniéndola sana. Con frecuencia, cuando empezamos a remolonear y plantearnos no lavarnos la cara pasamos más tiempo dudando sobre si hacerlo que el que realmente nos llevaría lavarnos la cara. 

Cuando luego lo haces, te das cuenta de que lavarte la cara no te lleva más de unos pocos minutos y, además del resultado positivo que supone dejar tu piel bien limpia conseguirás evitar los remordimientos por no haberlo hecho (pese a saber lo importante que es).

Ya sabes que la limpieza es la primera fase de todas tus rutinas de belleza (incluyendo tu rutina básica), así que hazle un favor a tu piel y no la dejes de lado nunca.

 .

 

2. NO ACLARAR EL AGUA MICELAR.

El agua micelar es un producto desmaquillante que ha ganado mucha popularidad en los últimos años. Esta combinación de agua y surfactantes parece, en principio, una solución muy cómoda, pero hay que saber qué es exactamente para utilizarla correctamente. 

El agua micelar no es más que una combinación de agua y surfactantes (agua con jabón, para entendernos), por lo que puede resultar práctica para esos casos en que no tienes tiempo para hacer una doble limpieza (sobre la que puedes leer un poquito más abajo) o si no tienes tus productos a mano. Sin embargo, la limpieza que efectúa no es tan respetuosa con la barrera de la piel como la que aporta esa doble limpieza que te he mencionado, por lo que no es la opción ideal para todas tus limpiezas.

Además, ya que el agua micelar se aplica normalmente con un algodón, al estar arrastrando este, es fácil terminar irritando la piel de forma innecesaria.

Por último, hay que tener en cuenta que, con demasiada frecuencia, tendemos a pensar que el agua micelar simplemente hay que aplicarla sobre el rostro y este ya queda limpio. Sin embargo, precisamente por esa presencia de surfactantes (que pueden estar presentes en mayor o menor medida) que mencionaba, debemos enjuagarla con abundante agua tibia para asegurarnos de que retiramos todos los residuos de la superficie de la piel y así conseguir que el resto de nuestra rutina sea verdaderamente eficaz.

 .

 

3. UTILIZAR TOALLITAS DESMAQUILLANTES.

Igual que sucede con el agua micelar, entiendo que las toallitas desmaquillantes son una opción que puede resultar práctica cuando no puedes utilizar tus productos o si no estás en casa para hacer tu doble limpieza, pero no deben ser tu forma habitual de lavarte la cara.

Las toallitas desmaquillantes tienen varios problemas asociados que hacen que no me gusten en absoluto:

En primer lugar, normalmente son productos que incorporan muchísimo alcohol y perfumes entre sus ingredientes (en este otro post ya os hablé de por qué no me gustan los perfumes en cosmética). Este tipo de ingredientes son potencialmente irritantes, lo que debilita nuestra barrera de la piel y, a largo plazo, acelera el envejecimiento de la piel.

Además, igual que sucede con el agua micelar, al arrastrar estas toallitas por nuestra piel corremos el riesgo de irritarla innecesariamente.

Por otra parte, las toallitas desmaquillantes son capaces de desintegrar el maquillaje, pero no lo absorben ni lo retiran, de forma que siempre queda una capa de residuo sobre la superficie de la piel. Esto implica que, salvo que te laves la cara después de utilizarlas (tú y yo sabemos que no lo haces), tu piel no va a quedar realmente limpia y por tanto el resto de tu rutina no va a ser tan eficaz como después de una limpieza correcta. 

Por último, las toallitas desmaquillantes no solo son negativas para tu piel, sino que también son terribles para el medio ambiente. Hazte un favor a ti y a la naturaleza e intenta evitarlas en la medida de lo posible.

 .

 

4. NO HACER DOBLE LIMPIEZA.

Ya os he hablado de la doble limpieza en más de una ocasión. Esta forma de limpieza facial cada vez va ganando más popularidad y adeptos, ya que es eficaz y muy respetuosa con la barrera de la piel. Resumiendo mucho, consiste en dividir la limpieza de nuestra rutina de noche en dos fases, utilizando primero un limpiador de base aceite para retirar el maquillaje, el protector solar y otras partículas solubles en aceite y, a continuación, utilizar un limpiador de base agua para retirar todas las demás partículas de la superficie de la piel.

Aunque puede parecer que supone un esfuerzo extra al lavarnos la cara dos veces, la realidad es que no te llevará más de uno o dos minutos adicionales, pero tu piel te agradecerá (y mucho) el resultado. 

Desde que hago doble limpieza he observado que mi piel está más sana. Además, al utilizar productos más respetuosos con la piel, he conseguido mejorar aún más mis preocupaciones principales, ya que al tener la barrera de la piel protegida mi piel es capaz de repararse mejor, y es que la doble limpieza también nos ayuda a conseguir un resultado mejor con el resto de nuestra rutina de belleza.

Si quieres empezar a hacer doble limpieza y no sabes con qué productos empezar, te recomiendo, como primer limpiador, este Klairs Gentle Black Deep Cleansing Oil, que puedes encontrar en Amazon, en Mankind, en Wishtrend y en Yesstyle y el The Ordinary Squalane Cleanser, disponible en Druni, en DECIEMen Amazon y en Mankind. Como segundos limpiadores, este de ByWishtrend, que puedes encontrar en Wishtrend, en Yesstyle y en Amazon es perfecto si tienes la piel grasa o mixta, mientras que este otro de Cerave, que puedes encontrar en Amazon, en Lookfantastic y en Mankind, que funciona genial sobre piel normal o seca.

 .

 

5. UTILIZAR LIMPIADORES DEMASIADO AGRESIVOS.

Como muestro en el gráfico más abajo, para elegir el limpiador adecuado para nuestra piel hay que entender su pH. Nuestra piel tiene un pH ligeramente ácido, por lo que debemos buscar limpiadores cuyo pH sea similar para efectuar una limpieza eficaz pero respetuosa con la barrera de la piel.

Es habitual que, cuando empezamos a cuidar de nuestra piel, pensemos que los limpiadores son mejores mientras más agresivos sean. Sobre todo durante la adolescencia solemos abusar de exfoliantes físicos y otros limpiadores agresivos que lo único que consiguen es desequilibrar nuestra piel y debilitarla aún más.

Elegir los limpiadores adecuados es clave para una piel sana. La limpieza es la primera fase de nuestra rutina de belleza, por lo que si empezamos con buen pie el resto de la rutina será mucho más eficaz. 

 

The Moisturizer - Piel y pH.

 

6. EXFOLIARTE CON DEMASIADA FRECUENCIA O NO HACERLO NUNCA.

La exfoliación es una herramienta muy eficaz, pero hay que utilizarla correctamente. Al exfoliar la piel, retiramos la capa superficial de células muertas, mejorando así el proceso de renovación celular. 

Ya sabéis que los exfoliantes pueden ser físicos o químicos, como os expliqué en este otro artículo. Yo soy partidario de utilizar exfoliantes químicos frente a los físicos, ya que generalmente son más respetuosos con nuestra piel, aunque hay que saber utilizarlos. Si quieres empezar a incorporar ácidos exfoliantes a tus rutinas, en este post explico cómo hacerlo y menciono algunos de mis productos favoritos. 

Si abusamos de los exfoliantes lo que conseguimos es dañar nuestra barrera de la piel, ya que no permitimos que ésta se recupere y mantenga su equilibrio. Sin embargo, si nunca nos exfoliamos, es fácil que veamos nuestra piel apagada y con una textura irregular. 

Igual que sucede con todo lo demás en cosmética, la clave al exfoliarnos está en la constancia y la paciencia. Siempre debemos buscar nuestro propio equilibrio, pero una exfoliación dos o tres veces por semana es fundamental para mejorar el tono y la textura de la piel y para ayudar a ésta a permanecer sana. 

 .

 

7. LAVARTE LA CARA CON AGUA DEMASIADO CALIENTE O FRÍA.

Tal vez no te hayas dado cuenta, pero en mis reviews siempre hago hincapié en que debemos lavarnos la cara y retirar los productos con agua templada. Ni muy caliente ni muy fría, templada.

Si utilizas agua muy caliente para lavarte la cara tu piel puede irritarse y volverse más seca. Esto no sólo es perjudicial para tu barrera de la piel, sino que puede agravar ciertas condiciones como el acné o la rosácea. Además, como mencioné antes, a largo plazo la irritación puede promover el envejecimiento de la piel, así que si te gusta utilizar agua muy caliente para lavarte la cara intenta reducir la temperatura un poco, tu piel te lo agradecerá.

Por su parte, el principal inconveniente de lavarte la cara con agua fría es que esta no retira de forma tan eficaz las partículas que quedan sobre el rostro, por lo que pueden quedar residuos pese a que hayas hecho una limpieza eficaz. Entiendo que el agua fría puede ayudarte a activarte, pero intenta subir un poco la temperatura y utilizar agua templada.

 .

 

8. NO LIMPIAR EL TELÉFONO NI LAS BROCHAS O CAMBIAR LA FUNDA DE LA ALMOHADA CON FRECUENCIA.

A veces no nos damos cuenta de la cantidad de objetos que entran en contacto con nuestro rostro a diario. Todos estos objetos van acumulando partículas y microorganismos a lo largo del tiempo, y al tocar nuestra piel, una parte de ellos pasa a la superficie de nuestra piel.

Uno de los objetos que más microorganismos acumula es nuestro teléfono. Pasamos muchas horas al día tocándolo, y no nos damos cuenta de que antes podemos haber estado tocando cualquier otra superficie que no estaba precisamente limpia. La solución es doble: por una parte, debemos lavarnos las manos con frecuencia, pero también es importante limpiar todo nuestro teléfono con solución hidroalcohólica para así evitar que todas las partículas de las que os hablaba antes se depositen sobre nuestro rostro. 

Con las brochas de maquillaje pasa algo similar, no nos acordamos de que hay que limpiarlas hasta que ya es demasiado tarde. Al limpiarlas con agua con jabón no sólo consigues evitar que proliferen microorganismos, sino que alargas la vida de las brochas y te maquillarás mejor.

Por último, recuerda que debes cambiar las sábanas y las fundas de las almohadas habitualmente, ya que por las noches pasamos muchas horas en contacto con ellas y es conveniente mantenerlas limpias para evitar que nuestro rostro se impregne de todas las partículas que se acumulan sobre ellas. 

 

Espero que con este artículo hayas aprendido a cuidar mejor de tu piel y evites cometer estos errores. ¿Cuántos de ellos cometías? ¿Hay algún otro que no haya incluido y que creas que debería aparecer en el post? ¡Dímelo en los comentarios!

 

Si te ha gustado este artículo y quieres seguir aprendiendo a cuidar mejor de tu piel seguro que te interesa leer estos otros:

¿Quieres aprender a cuidar mejor de tu piel? Puedes ver un índice con todos mis artículos informativos aquí

 

COMPÁRTELO:
The Moisturizer - Comparte en Instagram     The Moisturizer - Comparte en Facebook (@imthemoisturizer)     The Moisturizer - Comparte en Pinterest (@imthemoisturizer)     The Moisturizer - Comparte en Twitter     The Moisturizer - Comparte en Whatsapp 

¿Te ha gustado este artículo?

●  Sígueme en Instagram, Facebook, Tik Tok y Pinterest.

●  Comparte, comenta y da likes a mis publicaciones en redes sociales.

●  Compra a través de mis enlaces para ayudarme a seguir con este blog.

The Moisturizer

Soy Nacho, un apasionado de la cosmética. Me encanta aprender y compartir lo que sé sobre el cuidado de la piel y leo artículos científicos para que tú no tengas que hacerlo. Quiero romper estereotipos porque creo que la cosmética no tiene género: la piel es piel.

12 comentarios

  1. Ana C.

    ¡Excelente artículo! Estoy comenzando a implementar la doble limpieza y como decimos en mi país: «tiene su maña». En otras palabras, tiene su ciencia, y hay que saber con qué hacerla y cómo hacerla para obtener buenos resultados.

    • Nacho · The Moisturizer

      Hola Ana, bienvenida a mi blog!😊

      Si, la doble limpieza al principio puede parecer complicada (tienes que buscar dos limpiadores que se ajusten a tus necesidades) pero una vez te acostumbres verás que realmente no tiene dificultad y que es mucho más respetuosa con la barrera de tu piel 😉

      Si este post se te ha quedado corto, tengo otro más largo sobre cómo limpiarte bien la cara que seguro que te saca de muchas dudas 🙂

      Que pases un buen día,
      Nacho.

  2. Anna

    Me ha encantado Nacho, la verdad es que son cosas que parecen simples y a veces no se hacen de la manera correcta… y es tan importante . Yo de empezar a hacerme hace ya mucho a hacerme la doble limpieza note un cambio brutal … y también dejar de usar discos desmaquillantes. Lo del agua templada a veces me cuesta más porque me gusta él agua fría en la cara ! Pero seguiré tu consejo !
    Gracias por este post! Anna

    • Nacho · The Moisturizer

      Hola Anna, bienvenida a mi blog! 😊

      Me alegro mucho de poder ayudarte a cuidar mejor de tu piel y que ya practiques la doble limpieza, mi piel también lo agradece mucho. Como tú, he dejado hace tiempo de utilizar discos de algodón para los tónicos y me los aplico directamente con las manos 😉

      Un saludo,
      Nacho.

  3. Luis

    Hola Nacho,
    En el post dejas claro que hay que limpiar la cara mañana y noche, aún así quería preguntarte tu opinión sobre la opción/»moda»/recomendación de solo lavar la cara por las noches y por las mañanas utilizar solo agua.
    Comencé hace algo más de 5 años a empezar a usar cosmética partiendo de piel mixta y averiguando a las malas que la tenía deshidratada y sensible, utilizando algunos activos de vez en cuando pero siempre utilizándolos poco porque no había forma de conseguir que la piel estuviera en buen estado.
    Actualmente la piel a cambiado a seca (o siempre lo ha sido) y desde hace unos meses utilizo productos para ella (jabón y crema cerave para piel seca), pero aún así seguía estando deshidratada, cada vez más, hasta que me planteé hace unas semanas lavar la cara solo por la noche y por las mañanas agua, crema hidratante y protección solar y ya está… Y desde entonces mucho mejor la deshidratación, menos rojeces y menos granitos/poros obstruidos. Ya se que cada piel es un mundo, pero alguna vez lo has probado o planteado, o lo ves como un déficit en higiene?
    Gracias por todo el trabajo que realizas en el blog!

    • Nacho · The Moisturizer

      Hola Luis, bienvenido a mi blog! 😊

      Me alegra mucho ver todo lo que has aprendido sobre el cuidado de la piel. Personalmente, yo necesito hacer limpieza mañana y noche dado que mi piel es grasa pero si tú, que eres quien mejor conoce tu piel, ves que le viene mejor lavarla sólo con agua por las mañanas, adelante! Al final es cuestión de escuchar las necesidades de nuestra piel para darle lo que requiere 😉

      Un saludo,
      Nacho.

  4. Anónimo

    Hola,

    ¡¡¡Magnífico artículo!!!

    He visto que recomiendas mucho últimamente como segundo limpiador Cerave. ¿Qué aporta diferente a los otros que habías recomendado? (COSRX Low pH o el ByWishtrend Acid-duo, por ejemplo). Al poner limpiador hidratante, ¿sirve como limpiador y crema hidratante, quizás?

    Por otro lado, veo que el tónico lo aplicas directamente con las manos sin disco desmaquillante. ¿Igual que la crema hidratante (en círculos) o con pequeños toques?

    • Nacho · The Moisturizer

      Hola,

      Muchas gracias, me alegro mucho de que te haya gustado este artículo! 😉

      Lo que caracteriza al limpiador de Cerave es que es suave y muy respetuoso con la barrera de la piel y está desarrollado para ser utilizado sobre piel normal a seca (aunque también se puede utilizar si tienes piel grasa), pero no sustituye a la crema hidratante. Para pieles más grasas recomendaría el COSRX y para aquellas con tendencia acnéica el de ByWishtrend 😊

      Yo suelo cambiar de limpiador con cierta frecuencia para poder ir probando otros nuevos y ver qué tal se ajustan a mis rutinas y a las necesidades de mi piel.

      Respecto a tu pregunta sobre el tónico, lo aplico con toquecitos, tal y como comentas, efectivamente. Por su parte, la crema hidratante la masajeo suavemente y después presiono con delicadeza para que se absorba mejor.

      Un saludo,
      Nacho.

  5. Anónimo

    Hola,

    Pues no es mala idea esto de ir probando diversos productos. Además entiendo que así no se acostumbra la piel a uno de concreto. Por otro lado, como pega, le veo que si uno no te gusta o no te va bien, debes terminarlo sí o sí. Cuando termine el COSRX probaré el Cerave a ver si me va bien.

    Me va perfecta tu respuesta de como aplicar el tónico, ya que no quiero usar discos de algodón.

    Finalmente, https://theordinary.deciem.com/product/rdn-glycolic-acid-7pct-toning-solution-240ml?redir=1&ccvis=1 ¿Lo ves para uso diario o sólo un par de días a la semana? (en tu artículo dices que exfoliar no cada día y éste, aunque poco, lo hace)

    ¡¡¡Gracias!!!

    • Nacho · The Moisturizer

      Hola! 😊

      Efectivamente, al ir cambiando de limpiador puedes ir viendo qué tal funcionan unos y otros sobre tu piel y qué se ajusta más a tus necesidades.

      Yo lo que hago cuando uno no me gusta o no me funciona es regalárselo a familiares y amigos a los que, por su tipo de piel, les puede ir mejor que a mí (así al menos el producto se aprovecha bien) 😉

      Los tónicos de ácido glicólico por lo general es mejor utilizarlos dos o tres veces por semana (y, por supuesto, haciendo antes el test del parche). Si utilizamos ácidos con demasiada frecuencia corremos el riesgo de sobreexfoliar nuestra piel y terminar dañándola. En su lugar, puedes utilizar a diario un tónico hidratante como este otro y, dos o tres noches por semana el de ácido glicólico 😊

      Ya me contarás si te animas a probarlo! 😉

      Que pases un día estupendo,
      Nacho.

  6. Alberto

    me ha encantado toda tu información y me gustaría saber cómo puedo comprar uno de los productos ya que debido a que tengo muy mal mi rostro Porque me salen con frecuencia muchos granitos los cuales me dejan manchas en el rostro estaré muy agradecido si logras responder mi comentario gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Copyright © The Moisturizer