Menú Cerrar

Manchas: causas, tipos y tratamientos

The Moisturizer - Manchas: causas, tipos y tratamientos

The Moisturizer - Comparte en Instagram     The Moisturizer - Comparte en Facebook (@imthemoisturizer)     The Moisturizer - Comparte en Pinterest (@imthemoisturizer)     The Moisturizer - Comparte en Twitter     The Moisturizer - Comparte en Whatsapp 

¡Hola! Hoy, por fin, voy a hablaros en profundidad sobre las manchas de la piel. O, mejor dicho, de hiperpigmentación e hipopigmentación. Este es un tema bastante complejo y del que no siempre es fácil encontrar información accesible y sencilla de comprender, pero con este artículo espero que puedas aprender a identificar si tienes manchas en tu piel, de qué tipo son y qué puedes hacer para mejorarlas.

Concretamente, los puntos que voy a tratar en este artículo son los siguientes:

 .

 

1. HIPERPIGMENTACIÓN E HIPOPIGMENTACIÓN: ¿QUÉ TIPOS DE MANCHAS EXISTEN?

Aunque este es un tema complejo y puede resultar sencillo sobrecargaros con tecnicismos, voy a intentar abreviar y ser lo más claro posible. 

La hiperpigmentación y la hipopigmentación son posibles respuestas de tu piel ante un estímulo dañino, como puede ser la radiación ultravioleta, la invasión de ciertos tipos de bacterias o una reacción negativa ante un medicamento. Nuestro organismo responde a ese estímulo generando lo que se conoce como especies reactivas de oxígeno (ROS), un nombre utilizado para referirnos a un cierto tipo de moléculas y radicales libres. La aparición de estas moléculas, que dañan la estructura de nuestra piel,  sirve como aviso para que entren en acción unas células (melanocitos), que son las encargadas de producir la melanina, un compuesto capaz de absorber más del 99.9% de la radiación UVB a la que se expone nuestra piel.

Cuando se produce un exceso de melanina nos encontramos ante lo que conocemos como hiperpigmentación, mientras que si se reducen nuestros melanocitos o estos son incapaces de producir melanina estamos ante un caso de hipopigmentación. Para explicarlo de forma llana: si tus manchas son más oscuras que el color de tu piel, estás ante un caso de hiperpigmentación, pero si son más claras que el color de tu piel, será hipopigmentación. 

Hay muchos tipos de hiperpigmentación e hipopigmentación, y no siempre resulta sencillo comprender cuál es tu caso. Además, en función de tu fototipo, hay ciertos tipos de manchas que son más frecuentes que otros. El fototipo, por si lo desconocías, se determina en función de una escala (escala de Fitzpatrick), que establece seis tipos de piel (de más claro a más oscuro) en función de cómo se puede estimar que éstos responderán a la radiación ultravioleta. 

A continuación, voy a explicar brevemente en qué consiste cada uno de esos tipos de manchas y qué puedes hacer para mejorarlos de manera específica, aunque más adelante indicaré ciertas recomendaciones generales que son beneficiosas de manera común para prevenir y mejorar las manchas. Por supuesto, ya sabes que esta explicación no sustituye a la evaluación que pueda efectuar tu dermatólogo, que es el experto al que siempre debes recurrir ante estos problemas.

 

MELANOMA:

Antes de entrar en detalle acerca de los tipos de hiperpigmentación e hipopigmentación quiero pararme un momento para hablar sobre una enfermedad grave de la piel: el melanoma. 

Es importante que tengas en cuenta una consideración general: si tienes una mancha nueva, irregular, que se ha oscurecido, cambia de forma o que tiene un aspecto extraño, la importancia de acudir a tu médico es aún más trascendental. Son los síntomas habituales del melanoma (la forma más severa de cáncer de piel), que surge cuando los melanocitos empiezan a multiplicarse de forma descontrolada, teniendo como causas más habituales la predisposición genética y la exposición a la radiación ultravioleta. Por esto insisto tanto en la importancia de utilizar protector solar a diario, ya que nos protege frente a esa radiación y disminuye significativamente el riesgo de padecer esta enfermedad.

El melanoma (así como el resto de formas de cáncer de piel) es una enfermedad muy grave y que puede acarrear complicaciones muy serias, así que no dudes en acudir a un especialista si consideras que alguna mancha tiene las características que he mencionado, la salud es siempre lo primero.

The Moisturizer - Método ABCDE para detectar el melanoma

 

TIPOS DE HIPERPIGMENTACIÓN:

  • Hiperpigmentación postinflamatoria (PIH).

Este tipo de manchas aparecen, como su propio nombre indica, como consecuencia de algún tipo de inflamación o herida (algunas causas habituales son el acné, el eczema o la terapia láser) y son más comunes en personas con fototipos altos (piel más oscura). Su aspecto es irregular y aparecen como manchas de color oscuro que pueden llegar a durar varios años.

La mejor forma de tratar la hiperpigmentación postinflamatoria de manera específica es combinando distintas terapias, para lo que debes acudir a tu dermatólogo y que te aconseje acerca de los diversos tratamientos existentes. Por tu parte, puedes mejorarlo a través de tus rutinas de belleza por medio de la incorporación de retinoides o de ciertos ácidos como el azelaico, el salicílico y el glicólico. 

 

  • Melasma y cloasma.

El melasma tiene como causas más habituales el embarazo (en estos casos se denomina cloasma o paño) y el uso de anticonceptivos orales. Es mucho más habitual en mujeres que en hombres (el 90% de personas que lo padecen son mujeres), y también es más frecuente en fototipos elevados. Se puede identificar porque son manchas bien definidas de color marrón o grisáceo, normalmente simétricas. Habitualmente aparecen en el centro de la cara, aunque pueden darse en cualquier otra parte del rostro.

El tratamiento específico para melasma que mejores resultados arroja es lo que se conoce como la terapia de triple combinación (por medio de un medicamento conocido como Tri-Luma), por lo que debes acudir a tu dermatólogo para valorar la mejor forma de enfrentarte a él. 

 

  • Lentigos solares.

Los lentigos solares aparecen como consecuencia de la exposición a la radiación ultravioleta, y se dan habitualmente en los brazos, las manos, la espalda y el pecho. Son pequeñas manchas de entre 1 y 3 centímetros de tamaño y de color amarillento o marrón. Son más frecuentes en los fototipos más bajos.

Los tratamientos concretos más eficaces para reducir los lentigos solares son la hidroquinona, los retinoides y la terapia de triple combinación. Este tipo de manchas pueden proliferar y extenderse muy rápidamente, por lo que si piensas que puede ser tu caso visita a tu dermatólogo lo antes posible para que las evalúe y te indique el mejor tratamiento a seguir.

 

  • Pecas o efélides.

Las pecas son, quizás, el tipo de mancha más reconocible. Son de pequeño tamaño (entre 1 y 2 milímetros) y su color varía entre el rojo y el marrón. Normalmente aparecen en la infancia, tras la exposición a la radiación ultravioleta. Dependiendo de su tamaño los podremos diferenciar de los lentigos solares, que aparecen más tarde y por una mayor presencia de melanocitos.

Aunque son asintomáticos y no presentan riesgo, se pueden mejorar utilizando en tus rutinas ciertos ácidos, como el azelaico o el glicólico.

 

  • Máculas café con leche.

Estas manchas suelen ser de color marrón claro, y tienen tamaños que varían entre 1 y 20 centímetros. Suelen aparecer en el tronco, y cerca del 10-30% de la población tiene alguna mancha de este tipo. 

Aunque no son problemáticas, si aparecen varias manchas de este tipo puede haber una vinculación con otras enfermedades, por lo que debes acudir inmediatamente a tu dermatólogo para analizarlas. Algunos posibles tratamientos son la terapia láser o la cirugía.

 

TIPOS DE HIPOPIGMENTACIÓN:

  • Hipopigmentación postinflamatoria.

Al igual que ocurre con la hiperpigmentación postinflamatoria, esta forma de hipopigmentación surge como consecuencia de una lesión previa. Normalmente aparece a raíz de otros tipos de hipopigmentación o de otras afecciones cutáneas como la psoriasis o la dermatitis atópica. En función de la causa que lo origina puede aparecer como máculas o parches de distinto tamaño y de color más claro que el tono de piel.

Hay ciertos tratamientos con prescripción médica, como los corticoesteroides, que aportan resultados eficaces para reducirla. 

 

  • Vitíligo.

El vitíligo es un tipo de mancha muy característico que se presenta como máculas o parches de color claro muy bien definidas y de tamaños que oscilan entre los 5 y los 50 milímetros. Puede darse de forma aislada o generalizada, en función de lo extendido que esté por el cuerpo. Suele aparecer en el rostro, los brazos, el cuello y otras muchas zonas del cuerpo, y su origen exacto es desconocido, aunque la genética (así como el sistema inmune) tiene un rol importante en su aparición. Normalmente empieza a darse entre los 20 y los 40 años. Afecta indistintamente a todos los fototipos. 

Hay diversos tratamientos específicos que han mostrado resultados positivos, todos ellos con prescripción médica, como son ciertos corticoesteroides. Sin embargo, también es frecuente que los tratamientos fallen y que la condición se cronifique. 

 

  • Pitiriasis alba. 

Este tipo de hipopigmentación se puede identificar porque genera parches irregulares e hipopigmentados que, con frecuencia, dan sensación de picor o causan descamación cuando surgen. Es más frecuente en niños y adolescentes. Suele darse en el rostro y el cuello y su aparición suele estar asociada a haber padecido dermatitis atópica y a la exposición a la radiación ultravioleta. 

Aunque no se necesita un tratamiento específico concreto, hay ciertos tipos de tratamientos con prescripción médica que pueden ayudar.

 

  • Tinea versicolor. 

Este es otro tipo de pitiriasis causada por un hongo. Se puede identificar porque causa finas placas o descamaciones hipopigmentadas o de color rosáceo. Las zonas más habituales donde aparece son el cuello, el pecho, el abdomen, la espalda y las extremidades, y en ocasiones puede aparecer como hiperpigmentación.

Es necesario examinar este tipo de manchas para evaluar si, efectivamente, la presencia del hongo es la que las ha causado y, en tal caso, se tratarán con prescripción médica.

 .

 

2. PASOS BÁSICOS PARA MEJORAR LAS MANCHAS.

Como has podido ver, existe una amplia variedad de manchas, con distintas causas y tratamientos dedicados a mejorarlas. Quiero volver a insistir en la importancia de acudir a tu dermatólogo para evaluar tus manchas y determinar si pueden ser la causa de un daño más grave a tu piel o tu organismo. 

En cualquier caso, hay ciertas medidas que todos podemos tomar para mejorar (o, en ocasiones, prevenir) las manchas. Como es natural, estas medidas tienen sus limitaciones y, aunque siempre serán una ayuda, es probable que requieras de un tratamiento dermatológico específico prescrito por tu médico. 

Hay que tener en cuenta que un aspecto crucial para mejorar las manchas es su grado de penetración. Esto implica que, mientras más profunda sea una mancha más difícil será retirarla. De hecho, las manchas con mayor penetración no pueden solucionarse con cosméticos.

Sin embargo, si acabas de observar una mancha de reciente aparición todavía estás a tiempo de actuar para prevenir que empeore y mejorarla. Hay que tener en cuenta que, habitualmente, igual que sucede con todo lo relacionado con nuestras rutinas de belleza, la paciencia y la constancia son fundamentales para obtener los resultados que buscamos. Es posible que necesites de varias semanas o meses para ver una mejoría en tus manchas, pero no desesperes. 

Los 3 pasos básicos que puedes llevar a cabo para prevenir o mejorar las manchas son los siguientes:

 

Protección solar.

Sabéis que soy muy insistente en relación al protector solar, hay que utilizarlo a diario, sin excepciones, independientemente de si estás en casa o si el tiempo es nublado o lluvioso. Además, debes recordar que es importante reaplicarlo para asegurarte de aportar a tu piel la protección necesaria frente a la radiación ultravioleta. 

Si tienes manchas o quieres prevenirlas, el protector solar no es una opción, es una obligación. Su uso ayuda a mejorar la mayoría de tipos de hiperpigmentación e hipopigmentación que mencioné anteriormente, además del melanoma (que, como recordarás, tiene una estrecha vinculación con la exposición a la radiación ultravioleta). 

La protección mínima que debe aportarte tu protector solar es SPF 30, aunque si ya tienes manchas es mejor que utilices uno con factor de protección SPF 50+ y PA++++ (o de amplio espectro, puesto que ya sabes que el SPF tan sólo hace referencia a la protección frente a la radiación UVB, pero también debemos protegernos frente a la radiación UVA). 

Soy consciente de que en el mercado hay muchísimos protectores solares y no siempre es fácil encontrar uno que se adecúe a lo que buscas, por eso aquí puedes ver mi comparativa de protectores solares, en la que seguro que encuentras uno que se ajuste a tus necesidades.

 

Hidratación.

¿Recuerdas los pasos básicos de todas las rutinas de belleza? Una piel hidratada es una piel sana. Si nos preocupa cualquier aspecto de nuestra piel (como son las manchas), es importante que nuestra piel se encuentre sana y en perfecta forma, ya que de lo contrario no podrá destinar los recursos suficientes a mejorar esos problemas. 

Es fundamental que encuentres una crema hidratante que se ajuste a lo que buscas, ya que en función de tu tipo de piel (y de sus necesidades) hay ciertos ingredientes que te pueden aportar resultados más eficaces que otros. Por ejemplo, si tu piel es mixta o grasa te conviene utilizar una crema ligera y humectante, como esta de Youth to the People.. Por otra parte, si tu piel es seca o muy seca te interesará buscar una mayoría de ingredientes oclusivos o emolientes, como en el caso de esta de Paula’s Choice, también disponible en FeelUnique.

 

Exfoliación.

La exfoliación puede ser clave ante la aparición reciente de cierto tipo de manchas. Si tienes una mancha que ha aparecido hace poco y que es superficial, exfoliar tu piel correctamente te permitirá mejorar el aspecto de esa mancha. 

Para entender cómo puede ayudarte la exfoliación, hay que ser conscientes de la estructura de las capas más externas de nuestra piel. La piel tiene tres capas fundamentales (de más interna a más externa son la hipodermis, la dermis y la epidermis). El estrato córneo es la sección más superficial de la epidermis y está compuesto por una serie de capas de células muertas sobre las que se encuentra la barrera de la piel o manto ácido. 

The Moisturizer - Barrera de la piel: clave en tu rutina de belleza

De forma constante (aunque el ritmo desciende con el paso de los años), nuestra piel pasa por un proceso que se denomina renovación celular, por el que la capa más externa de células muertas se desprende, de manera que surgen a la superficie nuevas capas de células muertas. Lo que conseguimos al exfoliar la piel es retirar la capa más superficial, permitiendo así que nuestra piel se renueve. De esta manera, si has observado una nueva mancha en tu piel y ésta es superficial, al exfoliarte correctamente puedes conseguir mejorarla o incluso deshacerte de ella.

Quiero hacer énfasis en un detalle importante: hay que exfoliarse correctamente. Esto supone que no debemos abusar de los exfoliantes ni utilizarlos demasiado poco, hay que encontrar un equilibrio. Ya sabes que a mí no me gustan particularmente los exfoliantes físicos (tipo scrub o los cepillos), sino que prefiero efectuar una exfoliación química, ya que ésta es más respetuosa con la barrera de la piel y actúa sobre capas más profundas. Si quieres saber cómo hacer adecuadamente la exfoliación química puedes leerlo en este otro artículo. 

 .

 

3. SOLUCIONES AVANZADAS PARA MEJORAR LAS MANCHAS.

Ahora que ya has visto los tres pasos elementales que te pueden ayudar a mejorar tus manchas quiero ir un paso más allá y mostrarte algunos ingredientes que pueden beneficiarte, siempre y cuando los incorpores correctamente a tus rutinas de belleza. Sé que cuando tienes una mancha buscas todas las soluciones posibles para deshacerte de ella inmediatamente, pero debes tener paciencia y ser constante. No pienses en hacer un tratamiento de choque con cosméticos, sino en utilizarlos para, progresivamente, conseguir ese resultado que buscas. Recuerda que no tiene sentido utilizar los productos de los que te voy a hablar si no sigues una rutina básica de belleza. 

 

Vitamina C.

Es probable que sepas que la vitamina C es, sin duda, uno de mis ingredientes favoritos en cosmética. De hecho, si quieres empezar a incorporarla a tus rutinas te aconsejo leer esta guía, en la que explico cómo hacerlo. 

Además de ser un potente antioxidante y protegernos frente a los daños de la radiación ultravioleta, la vitamina C también puede ser de gran ayuda a la hora de mejorar el tono y la textura de nuestra piel, siendo un buen aliado a la hora de reducir las manchas. No solo potencia los resultados de otros despigmentantes más potentes, sino que la vitamina C también inhibe la producción de melanina, por lo que puede ayudarte a que esa pequeña mancha que te ha aparecido no siga oscureciéndose y empeorando. 

Si quieres empezar a incorporar vitamina C a tus rutinas de belleza te aconsejo echar un vistazo a mi comparativa de serums de vitamina C, en la que seguro que das con un producto que se ajuste a lo que buscas.

 

Niacinamida.

La niacinamida es otro de mis ingredientes de referencia. No solo nos ayuda a reequilibrar los niveles de aceite de la piel (algo que quienes tenemos la piel mixta o grasa agradecemos especialmente), sino que también inhibe el proceso de melanogénesis, por el que se produce la melanina, así que también será un buen aliado en tus rutinas de belleza. 

Si quieres utilizar niacinamida, a mí me gustan especialmente este serum de The Ordinary, disponible en Druni, en Amazon, en DECIEMen Lookfantastic y en Mankind o este otro de Paula’s Choice.

 

Retinoides.

Algunas afecciones de las que hemos visto antes que pueden verse mejoradas con el uso de retinoides (específicamente de ácido retinoico, que requiere de prescripción médica). Los retinoides, sobre los que puedes leer más aquí, aceleran ese proceso de renovación celular del que hemos hablado antes, por lo que pueden ser una buena solución para manchas recientes o superficiales. Sin embargo, si lo que buscas es reducir o mejorar una mancha más profunda es posible que no te aporten ese resultado que buscas. 

 

Hidroquinona. 

La hidroquinona es, sin duda, el tratamiento de choque de referencia para reducir las manchas. Es, probablemente, el ingrediente más conocido, pero es muy potente y hay que saber utilizarla. En muchos países requiere de prescripción médica, y tiene importantes efectos secundarios, por lo que si crees que puedes necesitarla consulta a tu médico, que será quien pueda valorar si realmente es el tratamiento adecuado para tu caso.

 .

 

4. QUÉ HACER SI NO SABES CÓMO ENFRENTARTE A LAS MANCHAS DE TU PIEL.

Soy consciente de que las manchas de la piel son un problema preocupante. Con frecuencia, especialmente si son visibles, pueden afectarte mucho a nivel emocional y nuestra voluntad de deshacernos de ellas es inmensa. 

Al principio puede resultar difícil identificar correctamente el tipo de mancha que tienes, y por muchas imágenes y artículos que busques en internet es fácil que te equivoques. Autodiagnosticarnos nunca es positivo, por lo que si acabas de descubrir una mancha en tu piel la solución más eficaz para salir de dudas es acudir a tu médico, que la examine y que haga las pruebas que sean pertinentes al tejido. 

Recuerda que si tienes una mancha asimétrica, con bordes irregulares, con color heterogéneo, un diámetro mayor a 6 milímetros o que haya cambiado en su forma, color, tamaño o cualquier otro aspecto puedes estar ante un posible caso de melanoma (cáncer de piel) y, por tanto, es imprescindible que acudas a tu médico.

Con este artículo quiero ayudaros a entender mejor los distintos tipos de manchas que hay, cuáles son sus causas y qué soluciones hay en vuestra mano (además de los posibles tratamientos médicos). Como has podido ver, existen cosméticos que pueden ayudarnos a mejorar el aspecto de las manchas de nuestra piel, pero recuerda que requieren de tu constancia y tu paciencia y que, en ocasiones, no te aportarán el resultado que buscas. 

 

Me gustaría saber un poco acerca de vuestros casos. ¿Tienes o has tenido manchas en la piel? ¿De qué tipo? ¿Qué tratamiento seguiste para mejorarlas? ¡Cuéntame en la sección de comentarios!

 

Si te ha gustado este artículo y quieres seguir aprendiendo a cuidar de tu piel seguro que te interesa leer estos otros:

¿Quieres aprender a cuidar mejor de tu piel? Puedes ver un índice con todos mis artículos informativos aquí

 

COMPÁRTELO:
The Moisturizer - Comparte en Instagram     The Moisturizer - Comparte en Facebook (@imthemoisturizer)     The Moisturizer - Comparte en Pinterest (@imthemoisturizer)     The Moisturizer - Comparte en Twitter     The Moisturizer - Comparte en Whatsapp 

¿Te ha gustado este artículo?

●  Sígueme en Instagram, Facebook, Tik Tok y Pinterest.

●  Comparte, comenta y da likes a mis publicaciones en redes sociales.

●  Compra a través de mis enlaces para ayudarme a seguir con este blog.

The Moisturizer

Soy Nacho, un apasionado de la cosmética. Me encanta aprender y compartir lo que sé sobre el cuidado de la piel y leo artículos científicos para que tú no tengas que hacerlo. Quiero romper estereotipos porque creo que la cosmética no tiene género: la piel es piel.

17 comentarios

    • Nacho · The Moisturizer

      Hola Mayra, bienvenida a mi blog! 😊

      No existe ninguna contraindicación para la combinación de niacinamida y retinol, sino todo lo contrario, se complementan de maravilla. Ya sabes que este último ingrediente es muy potente y debes utilizarlo correctamente, te recomiendo leer esta guía sobre retinoides antes de empezar a incorporarlo a tus rutinas de belleza.

      Un saludo,
      Nacho.

  1. Paula

    Tengo 42 años y tengo algunas manchas en la cara y también líneas de expresión en la frente ! Que productos me recomiendan para mi piel mixta?

    • Nacho · The Moisturizer

      Hola Paula, bienvenida a mi blog! 😊

      Como puedes ver, en este mismo artículo indico varias recomendaciones de productos que te pueden ayudar, siendo el más importante el protector solar. Es importante que acudas a tu médico para recibir un diagnóstico adecuado de tu tipo de manchas y para que valore si necesitas algún tratamiento médico específico.

      Te recomiendo echar un vistazo a este otro artículo para empezar a crear rutinas que se ajusten a las necesidades de tu piel 😉

      Un saludo,
      Nacho.

  2. Lauren

    Hola, estoy usando una crema despigmentante con un 4% de hidroquinona, puedo usar también el 30% bha 2% peeling solution de the ordinary? O es malo combinarlo

    • Nacho · The Moisturizer

      Hola Lauren, bienvenida a mi blog! 😊

      Los dos productos que mencionas son muy potentes, por lo que te aconsejo consultar al médico que te recetó la hidroquinona para valorar si puedes combinar ambos productos.

      Un saludo,
      Nacho.

  3. Anónimo

    Hola,Nacho

    A ver si me puedes dar consejo: tengo unas manchas de reciente aparición en las mejillas. Seguro que son de no usar protector solar (ya me puedes pegar). He pensado usar por las noches este producto.

    Hablas bastante del ácido glicólico y que sirve para las manchas, por lo tanto, creo que es un buen producto. Pero no entiendo una cosa, en algunos lugares dicen que se ha de usar cada día y en otros casos sólo 2-3 veces por semana. ¿Qué recomiendas tu? (cierto que al comienzo para aclimatar la piel se ha de entrar poco a poco, pero hablo a nivel habitual)

    Si ese producto no lo ves adecuado para las manchas de las mejillas, dime alguno, por favor. Me he leído el artículo varias veces y con tantas opciones me pierdo.

    Gracias.

    • Nacho · The Moisturizer

      Hola! 😊

      Siento que te hayan aparecido manchas! Espero que consigas reducirlas, aunque ya sabes que las claves son la paciencia y la constancia.

      Por supuesto, ya sabes que lo más importante es usar protector solar. También es fundamental hacer el test del parche antes de incorporar cualquier producto a tus rutinas. Yo recomiendo incorporar los ácidos muy progresivamente, ya que si tu piel no tiene tolerancia a ellos los efectos secundarios pueden superar a las ventajas. Yo, una vez la piel ha adquirido tolerancia, los suelo utilizar 2 ó 3 veces por semana, pero al final debes prestar atención a las necesidades de tu piel y a lo que ésta requiera.

      El verano no es la mejor temporada para empezar a incorporar ácidos a nuestras rutinas de belleza, pero, para mejorar las manchas, podrías optar por incluir niacinamida o alguna forma suave de vitamina C (de forma que, en otoño, tu piel tenga mayor tolerancia y puedas utilizar productos más potentes) 😉

      Que pases un día estupendo,
      Nacho.

  4. Rosa Carrette

    Quiero comenzar a tratar mis manchas por acné y quiero probar los productos que recomiendas. Qué productos puedo agregar a mi rutina de día y de noche? Estoy lista para comprar el
    Producto y empezar! Gracias

    • Nacho · The Moisturizer

      Hola Alma, bienvenida a mi blog! 😊

      Como puedes ver, en este mismo artículo he incorporado diferentes recomendaciones para los distintos tipos de manchas. Además, en este otro artículo, explico detalladamente cómo crear una rutina de belleza que se ajuste a tus preocupaciones y las necesidades de tu piel.

      En cualquier caso, si te queda alguna duda adicional, consulta a tu médico, es quien mejor te podrá asesorar respecto a un tema tan delicado 😉

      Un saludo,
      Nacho.

  5. Lupita

    Hola hola
    Acabo de tener a mi bebé y me salieron unas planchas en las mejillas
    En mexico le dicen paño
    Como puedo quitarlas ?

    • Nacho · The Moisturizer

      Hola Lupita, bienvenida a mi blog! 😊

      Esas manchas que indicas son, probablemente, melasma (o, en tu caso, cloasma). En este mismo artículo indico varias recomendaciones, pero te aconsejo consultar a tu médico para un tratamiento específico que se ajuste a tu caso.

      Un saludo,
      Nacho.

  6. Anonimo

    Hola, disculpa yo tengo una manche en la zona del bigote. tengo 22 años y tengo esa mancha desde los 14 años mas o menos, he acudido a dermatologos pero todos muy malos.
    Nunca he hecho rutinas faciales, esta vez intentaré pero si esa mancha lleva tiempo, qué será mejor hacer? Me han ofrecido tratamientos de despigmentacion con IPL.
    Por cierto, muchas gracias or la información brindada.

    • Nacho · The Moisturizer

      Hola! 😊

      Lamento que no hayas conseguido dar con el dermatólogo adecuado, pero te aconsejo seguir buscando hasta dar con uno que te ayude con el tratamiento más adecuado para tu caso.

      Soy consciente de que las manchas son complejas, por lo que dar con la solución no siempre es sencillo, ¡mucho ánimo! 😉

      Un saludo,
      Nacho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Copyright © The Moisturizer