Menú Cerrar

Maskne: ¿acné al usar la mascarilla?

Cabecera The Moisturizer - Maskne: ¿acné al usar mascarilla?

The Moisturizer - Comparte en Instagram     The Moisturizer - Comparte en Facebook (@imthemoisturizer)     The Moisturizer - Comparte en Pinterest (@imthemoisturizer)     The Moisturizer - Comparte en Twitter     The Moisturizer - Comparte en Whatsapp 

¡Hola! Este año lo recordaremos por muchas cosas, pero una de ellas será, sin duda, el coronavirus y cómo empezamos a familiarizarnos con el uso de mascarillas, que han pasado a formar parte de nuestro día a día. Las mascarillas (también llamadas tapabocas o cubrebocas) son una herramienta fundamental a la hora de mantenernos protegidos a nosotros y a quienes están a nuestro alrededor, y aunque su uso conlleva ciertas molestias, es imprescindible. Uno de los inconvenientes más habituales del uso de mascarillas es la aparición de granitos o espinillas en la zona que cubren, lo que popularmente conocemos como maskne. ¿Quieres sabes qué es exactamente y cómo evitarlo y mejorarlo? ¡Sigue leyendo! 

 

 

1. MASKNE: ¿POR QUÉ APARECEN GRANITOS AL USAR MASCARILLA? 

Si has leído mi guía sobre acné, recordarás que es un problema cutáneo muy común y que se produce como consecuencia de varios factores (habitualmente de forma conjunta), como son la excesiva producción de sebo, la proliferación de queratinocitos, las alteraciones del sistema inmune y la mayor presencia en la microbiota de la piel de Cutibacterium acnes. Además de esto, hay otros factores que también inciden en la aparición de acné, entre los que se encuentran la dieta, el estrés y las alteraciones hormonales. 

¿Utilizar mascarilla puede hacer que aparezcan brotes de acné? Sí, se conoce como acne mechanica, lo que habitualmente se ha empezado a llamar maskne. Esta condición no es exclusiva del uso de mascarillas, también se da como consecuencia del roce de ciertas prendas (como equipamiento deportivo o quirúrgico) contra nuestra piel.

Esos granitos que aparecen en la zona que cubrimos con la mascarilla (nariz, mejillas y mentón) surgen como una consecuencia de varias causas perfectamente visibles que dan lugar a la inflamación de la zona y la excesiva producción de sebo y queratinocitos. La primera de las causas es la más obvia: el propio roce de la mascarilla contra nuestra piel. Además de esto, en el interior de la mascarilla se produce un ambiente húmedo y caluroso que favorece la proliferación de bacterias y la irritación. Asimismo, si no cambiamos la mascarilla con la frecuencia con que deberíamos (un máximo de 4 horas para las mascarillas higiénicas y quirúrgicas), es más probable que la misma se degrade y que, además del sudor y saliva acumulados, aparezcan otros microorganismos que van a contribuir al desequilibrio de nuestra barrera de la piel. Todas estas causas, sumadas a la posible predisposición que podamos tener a padecer acné (así como la posible concurrencia de otros de los factores hormonales y derivados del estilo de vida que he mencionado antes) pueden hacer que aparezcan granitos y espinillas en esta zona y, al igual que mucha gente, padezcamos maskne.

Aunque lo he indicado al comienzo del artículo, quiero insistir en la importancia de utilizar siempre mascarilla (y hacerlo correctamente), siempre en conjunción con la práctica de la distancia social, fundamental para conseguir que salgamos de esta situación. Si utilizamos mascarillas higiénicas o quirúrgicas tenemos que cambiarlas, como máximo, cada 4 horas, tal y como puedes ver en esta guía. Además, debemos ser muy cuidadosos al manejarlas y lavarnos las manos con frecuencia para así tratar de reducir, en la medida de lo posible, nuestra exposición al coronavirus. 

Ahora que ya sabes por qué aparecen granitos como consecuencia del uso de la mascarilla seguro que quieres saber cómo prevenirlos y cómo hacer que desaparezcan, ¿verdad? ¡Pues sigue leyendo! 

 

 

2. ¿CÓMO PREVENIR Y TRATAR EL MASKNE?

Ya sabes que mantener una buena rutina básica de limpieza, hidratación y protección solar es imprescindible. Con ella, mantienes protegida tu barrera de la piel y así podrás empezar a tratar las cuestiones que más te preocupen (como son las manchas y las arrugas, además del propio acné). 

A la hora de prevenir la aparición de este tipo de granitos hay una serie de medidas básicas que podemos adoptar y que son muy eficaces:

  • Como indiqué antes, utiliza correctamente la mascarilla, reemplazándola siempre que sea necesario y lavándola después de cada uso (en caso de ser una mascarilla reutilizable).
  • Manipula la mascarilla lo mínimo imprescindible. De esta forma reducirás la fricción y, por tanto, es menos probable que tu piel se irrite. Recuerda que debes lavarte las manos tras manipularla.
  • Ten un estilo de vida saludable. Como mencioné antes, el acné es multifactorial, por lo que al reducir el estrés, alimentarnos de forma equilibrada y hacer ejercicio moderado, reducimos la probabilidad de que aparezca como consecuencia de un estilo de vida poco saludable. 
  • Mantén unas rutinas básicas de belleza adecuadas. Utiliza limpiadores suaves, hidrata tu piel correctamente y no prescindas del protector solar.
  • Si es necesario, reduce el uso de activos en tus rutinas de belleza. Ya que algunos de los activos más potentes (como son los retinoides, los ácidos exfoliantes, o la vitamina C) son potencialmente irritantes, al reducir su uso también reduces la posibilidad de que tu piel se irrite como consecuencia del uso de la mascarilla. 

 

Por supuesto, a pesar de que nos esforcemos en cumplir con todas esas medidas, en ocasiones nuestra piel puede ser algo más rebelde de lo que nos gustaría y los granitos pueden aparecer igualmente. Además de seguir las indicaciones que incluí en mi guía sobre acné y mi guía sobre irritación, podemos llevar a cabo otras medidas que nos ayudarán a reducir el acné y a devolver el equilibrio a nuestra barrera de la piel:

  • Quédate en casa en la medida de lo posible. La distancia social es imprescindible para ganar la batalla al coronavirus. Además, al permanecer en casa no necesitas llevar la mascarilla y, por tanto, permitirás que tu piel se recupere y que, poco a poco, desaparezcan esos granitos.
  • Lávate la cara correctamente. Un error muy común es pensar que, si tenemos granitos, necesitamos deshacernos de ellos por medio de una limpieza profunda y muy agresiva. Sin embargo, al hacer esto sólo conseguimos desequilibrar aún más nuestra piel, que seguirá produciendo demasiado sebo y entrará en un círculo vicioso. En lugar de eso, utiliza en tus rutinas de mañana y noche limpiadores suaves como este Cerave Foaming Cleanser, adecuado para piel mixta a grasa y disponible en Amazon, en Druni, en Mankind y en Lookfantastic o el Cerave Hydrating Cleanser, pensado para piel normal a seca y disponible en Amazon, en Druni, en Mankind y en Lookfantastic.
  • Hidrata tu piel adecuadamente. No siempre es fácil dar con una crema hidratante que se ajuste a las necesidades de nuestra piel. Sin embargo, dado que la zona que cubre la mascarilla sufre más por el contacto con esta, debemos hidratarla en profundidad. Yo llevo unos meses utilizando estas cremas hidratantes de Paula’s Choice, que son muy nutritivas, y estoy encantado con el resultado.
  • Utiliza cosméticos con ingredientes antiinflamatorios y beneficiosos para tu barrera de la piel. Algunos de los ingredientes que más te pueden ayudar a reducir la irritación son las ceramidas, los ácidos grasos o el colesterol.
  • A la hora de tratar los granitos propiamente dichos puedes utilizar ciertos ingredientes que ayudan a reequilibrar la producción de sebo y de queratina, como son la niacinamida, los retinoides o ciertos ácidos exfoliantes, encontrando el equilibrio entre tratar el problema sin irritar más la piel. 
  • Utiliza un parche para granitos. Los pimple patches pueden ayudarte a evitar una mayor irritación, ya que protegerán tu rostro frente a la fricción continuada de la mascarilla. A mí me gustan especialmente los ByWishtrend Clear Skin Shield Patch, disponibles en Wishtrend y en Yesstyle 

 

Aunque el maskne puede ser muy molesto, debemos ser conscientes de que podemos tratarlo adecuadamente y que, al fin y al cabo, es un mal menor en comparación con lo que implica la COVID-19. En cualquier caso, espero que con los consejos que has encontrado en este artículo ahora sepas cómo enfrentarte mejor al maskne para ayudar a tu piel a recuperar su equilibrio. 

 

¿Y tú, has padecido maskne? ¿Cómo te enfrentas a él? ¿Hay algún cosmético que te haya ayudado especialmente? ¡Cúentamelo en la sección de comentarios! 

 

Si te ha gustado este artículo y quieres aprender a cuidar mejor de tu piel seguro que te interesa leer estos otros artículos:

¿Quieres aprender a cuidar mejor de tu piel? Puedes ver un índice con todos mis artículos informativos aquí

 

COMPÁRTELO:
The Moisturizer - Comparte en Instagram     The Moisturizer - Comparte en Facebook (@imthemoisturizer)     The Moisturizer - Comparte en Pinterest (@imthemoisturizer)     The Moisturizer - Comparte en Twitter     The Moisturizer - Comparte en Whatsapp 

¿Te ha gustado este artículo?

●  Sígueme en Instagram, Facebook, Tik Tok y Pinterest.

●  Comparte, comenta y da likes a mis publicaciones en redes sociales.

●  Compra a través de mis enlaces para ayudarme a seguir con este blog.

The Moisturizer

Soy Nacho, un apasionado de la cosmética. Me encanta aprender y compartir lo que sé sobre el cuidado de la piel y leo artículos científicos para que tú no tengas que hacerlo. Quiero romper estereotipos porque creo que la cosmética no tiene género: la piel es piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Copyright © The Moisturizer